Construir una Maquinita con Scrum Usando Prácticas Ágiles

Sprint Cero: Empezando.

Sí, ¡estamos construyendo una maquinita!

Todo comenzó en un almuerzo del equipo. Estábamos hablando sobre videojuegos clásicos cuando surgió la idea de tener una maquinita en la empresa para disfrutar en nuestro tiempo libre. Nos dimos cuenta de que teníamos casi todo lo que necesitábamos para empezar y sabíamos que iba a ser algo divertido de crear, así que le propusimos a la empresa hacer realidad esta idea.

Como UruIT fomenta las prácticas ágiles, se vio como una buena oportunidad para utilizar Scrum en un proyecto fuera del ámbito de desarrollo.

Agile Practices Arcade Machine

La persona con la idea original se convirtió en el  Product Owner y encontramos un voluntario para ser el  Scrum Master. Y así es que este proyecto se volvió realidad.

Una vez que obtuvimos la aprobación de la empresa, necesitábamos determinar qué era lo que queríamos como producto final. Con el uso de la técnica de Visual Story Mapping, reunimos todos los requisitos y eso se convirtió en nuestro Product Backlog.

Tal como en proyectos tradicionales con Scrum, refinamos el backlog y decidimos tener un sprint de dos semanas y reuniones diarias dos veces a la semana.

Tuvimos nuestra primera reunión de planificación del Sprint en la que decidimos qué era lo que debía realizarse durante el primer Sprint así como el objetivo del Sprint: tener una computadora en la cual poder jugar a juegos clásicos usando un emulador, un sistema de sonido y joysticks. Eso representa el núcleo de la maquinita, nuestro producto viable mínimo.

En nuestras próximas actualizaciones, vamos a resumir cada sprint analizando los desafíos que enfrentamos durante el proceso y cómo logramos solucionarlos. ¡Manténganse conectados!