Construir una Maquinita Arcade con Scrum usando Prácticas Ágiles Parte 7

Sprint 6 – La flexibilidad de Scrum

Retomando, el nuevo sprint trajo consigo nuevos desafíos. Con el afán de tener presentable el arcade para la presentación en la Q, nos habíamos excedido en el presupuesto disponible; estábamos en números rojos.

Scrum no habla de cómo resolver este tipo de problemas, sino que lo plantea como un impedimento más que afecta al proyecto y que hay resolver.

En la Planning lo pusimos como una historia más, pero de alta prioridad ya que impedía el avance con otras historias que pretendíamos realizar en el sprint.

Además de esto, el proyecto llevaba ya dos meses y medio. Para proyectos a los que estamos acostumbrados, puede parecer un tiempo corto, pero para un proyecto fuera del horario laboral, sin retribución, más allá del hecho de que estás construyendo tu propia arcade machine, puede ser para algunos demasiado tiempo.
Por esta razón, creo yo, es que algunos de los que estaban desde el comienzo dijeron que este sería el último sprint en el que participarían, al menos por un tiempo.

Además nos abandonó un invaluable compañero, el CRT de 21′ que después de casi tres meses de participar en el proyecto cerró su luminoso ojo para no volver a despertar.

arcade2

Por suerte cuando a algunos se les acaban las energías hay otros que toman la posta para que el proyecto continúe.

Y aquí podemos ver un punto fuerte de Scrum. Al planificar trabajo para cortos periodos de tiempo, en nuestro caso dos semanas, es relativamente sencillo adaptar la planificación a la cantidad de participantes del sprint y al tiempo que cada uno le puede dedicar: esto se conoce como la Capacity del equipo.

Gracias a esta modalidad de trabajo nos fue fácil adaptarnos tanto a la incorporación de nuevos miembros al equipo, como a la desvinculación de algunos de ellos.

Es así que logramos adaptarnos y pudimos conseguir, gracias a nuestro Product Owner, que de hecho también cambió, más fondos para continuar.

Este es otro punto a favor de Scrum, ya que te predispone al cambio, no sólo del producto, sino del entorno, de los roles y del equipo.

Al final del sprint teníamos un sustituto provisorio para el CRT, la segunda mano de pintura, algunas mejoras en el mueble y en el panel de controles, un botón para prender o apagar la máquina de forma más cómoda, nuevos posts para publicar y una libreta para que nuestros usuarios pudieran sugerir juegos.

arcade2

To be continued…

Construir una Maquinita Arcade con Scrum usando Prácticas Ágiles Parte 6

Sprint 5 – Difundiendo practicas ágiles en la empresa

Luego de un sprint exitoso, el equipo estaba nuevamente motivado y el proyecto estaba en su mejor momento. En el último sprint se habían sumado dos integrantes más al equipo y estábamos cumpliendo con dos objetivos importantes de la empresa.

El primer objetivo era la integración de personas de diferentes áreas de la empresa, ahora estaban participando en el proyecto personas de 3 proyectos diferentes y personas de infra y admin.

El segundo objetivo era la difusión de prácticas ágiles en la empresa: se estaba enseñando de una forma práctica el uso de Scrum a personas que no lo estaban utilizando en su día a día.

Es sabido que muchas empresas fallan en la implementación y difusión de prácticas agiles, nosotros creemos firmemente que hacer la adopción desde un enfoque dinámico y divertido puede disminuir sustancialmente las chances de que esto pase.

Teniendo en cuenta esto, decidimos presentar el proyecto arcade al resto de la empresa y a la directiva en la Q; la Q es una reunión interna de la empresa donde se habla de lo más relevante que pasó en los últimos meses.

Por tanto, incluimos en la Planning una historia con dicha presentación, lo que nos llevó a plantearnos tener armada la estructura del arcade unos días antes del final del sprint para darle más impacto a nuestra presentación.
Es así que nos propusimos para este sprint, armar el mueble, realizar el diseño interno, instalarle más emuladores, conseguir más juegos, instalarle Jukebox para poder reproducir música y por último darle una pintada para que quedara más presentable.

arcade2

Lamentablemente no llegamos con la mano de pintura para la presentación, pero de todas formas fue la atracción principal de la velada, no dejándose opacar por las pizzas a la parrilla y las cervezas que nunca faltan en este tipo de reuniones.

arcade2

Al finalizar el sprint logramos terminar con casi todas las historias, inclusive la primera mano de pintura.
En fin, otro sprint exitoso; pero cuando se viene en una buena racha, uno puede pecar de soberbio y no mirar qué problemas se están asomando por el horizonte.

To be continued…